66.880000

Publicidad

Consejo Europeo

El Consejo Europeo afronta otra reunión decisiva: los líderes de la UE inician la negociación del fondo de reconstrucción

España se la juega en la cumbre europea que debate la creación de un fondo de reconstrucción de 1,5 billones de euros. Se discute en qué condiciones van a llegarnos esas ayudas.

En resumen

  • No se esperan grandes decisiones en forma de acuerdo sino un primer intercambio sobre las líneas generales de esta estrategia

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea comienzan este jueves la negociación sobre el fondo de recuperación con el que quieren relanzar la economía una vez superada la crisis sanitaria del coronavirus en una nueva cumbre por videoconferencia de la que no se esperan grandes decisiones en forma de acuerdo sino un primer intercambio sobre las líneas generales de esta estrategia.

La intención del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, es que los líderes europeos consensúen las características más básicas del fondo y encarguen a la Comisión Europea la tarea de elaborar tanto los detalles de dicho plan de relanzamiento como el nuevo presupuesto de la UE para los próximos siete años (MFF) en el que quedaría integrado.

Aunque fuentes europeas señalan que todavía es pronto para fijar el tamaño de este plan, Bruselas ha avanzado en las últimas fechas que debería alcanzar los 1,6 billones de euros. Según un borrador al que ha tenido acceso 'Bloomberg', la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, sugerirá a los líderes que el Ejecutivo comunitario salga a los mercados a captar 320.000 millones.

En cualquier caso, la discusión de este jueves será sólo la primera antes de que los Veintisiete puedan acordar todos los detalles de este fondo, algo que fuentes europeas no esperan que suceda al menos hasta junio, a pesar de que los líderes sean "perfectamente conscientes" de que deben actuar "rápido".

A la mesa de los líderes llegan varias propuestas que las capitales han publicitado en las últimas semanas, entre ellas la del Gobierno de Pedro Sánchez que plantea un fondo de hasta 1,5 billones financiado con emisiones de deuda perpetua que emita la Comisión Europea. Pero esta última idea, y el hecho de que sea transferida a los gobiernos vía subvenciones y no préstamos, no cuenta con todos los apoyos necesarios.

Publicidad