Precio de la luz

El Congreso aprueba una partida extra de más de 3 millones de euros para pagar la factura de la luz

El presupuesto inicial eran de 1,75 millones de euros, pero el incremento del precio de la luz y el gas se han visto obligados a recalcular el presupuesto.

Publicidad

La subida del precio de la luz llega hasta el Congreso de los Diputados, pero esta vez no en debate, sino en factura. El edificio, con miles de bombillas encendidas durante horas, verá este años que su recibo triplicará las cifras. Por ello, el Congreso se ha visto obligado a aprobar una partida extra de 3,72 millones de euros para poder pagar la luz. Un dinero que saldrá de la cuenta de remanentes de la Cámara.

En un principio, el presupuesto de la cámara había reservado 1,75 millones de euros para la factura de la luz. Sin embargo, con el precio por las nubes, se han visto obligados a recalcular esa previsión. Una información que consta en la documentación que acompaña al Presupuesto del Congreso para 2023, aprobado el pasado jueves por la Mesa del Congreso, y a la que ha tenido acceso Europa Press.

Asimismo, de cara al año que viene, el capítulo para gastos corrientes en bienes y servicios asciende a 45,41 millones de euros, un 20,63% más que el año anterior, cuando inicialmente se presupuestaron 37,64 millones.

Algunas medidas impuestas en el Congreso

Para tratar de solventar esta subida del precio de la luz y no seguir sumando cifras a la factura, el Congreso también ha llevado a cabo unas medidas de ahorro.

  • Apagar la iluminación exterior.
  • Sustituir halógenos por luces LED.
  • Moderar el uso del aire acondicionado en sus instalaciones.
  • Aprovechar más la iluminación natural.
  • Reducir la iluminación en los espacios que no estén en uso.

Sin embargo, estas medidas, interpuestas desde el mes de julio, no han servido de mucho para bajar la factura.

Un 77,78% más de gasto en gas

Uno de los motivos de este incremento en el presupuesto, se debe a la subida de precio de la luz y también del gas. En concreto, la previsión es que la factura eléctrica aumente casi un 300% y que lo que se paga por el consumo de más suba un 77,78%.

Publicidad