22.997167

Publicidad

Coronavirus

Congelan el sueldo a los funcionarios de Baleares para costear los gastos sanitarios por coronavirus

La crisis económica y sanitaria por el coronavirus pasa factura a los funcionarios de Baleares. El gobierno balear ha decidido congelarles el sueldo.

Baleares congela el sueldo a sus 34.000 funcionarios para poder afrontar los gastos sanitarios del coronavirus. Los trabajadores públicos no cobrarán su subida prevista para este año del 2% y eso permitirá a la comunidad disponer de unos 39 millones de euros para contratar más personal en hospitales o en colegios.

se quedan sin la subida prevista por el Gobierno central

El Ejecutivo balear, presidido por la socialista Francina Armengol, ha acordado este viernes, en Consejo de Gobierno, iniciar los trámites para proceder a la congelación del sueldo de los 34.000 funcionarios de la Comunidad.

Inicialmente, estaba previsto que los empleados públicos del Govern cobrasen un 2% más de sueldo este año, que era el incremento porcentual que en enero había fijado el Gobierno central para todos los funcionarios en España.

Sin embargo, el Govern decide ahora congelar sus salarios para ahorrar alrededor de 39 millones de euros este año, para hacer frente a las consecuencias derivadas de la pandemia del coronavirus.

Así justifican la medida

La consejera de Administraciones Públicas y Modernización, Isabel Castro, ha explicado : "La prioridad de este Govern es mantener los derechos de los funcionarios públicos, de manera que ningún funcionario público verá reducida su nómina en un solo euro respecto a lo que cobraba en diciembre de 2019".

Castro ha justificado la medida adoptada: "Poder seguir contratando profesionales, en un momento como el que estamos viviendo, en servicios esenciales como pueden ser salud, educación y el resto de servicios esenciales de los servicios generales".

La consejera ha recordado ha recordado que desde el inicio del estado de alarma por Covid-19 se han contratado a 900 profesionales sanitarios: "Para reforzar todos los niveles asistenciales, a los que se unirán en breve 40 rastreadores".

Cuestiones técnicas y jurídicas

Para poder que esta congelación salarial, el Gobierno balear deberá aprobar antes del 31 de diciembre de este año una resolución para solventar las cuestiones técnicas y de carácter legal que implica tomar una medida como ésta. Por una parte tiene que proceder al aumento del 2% en el sueldo base y en los trienios de los empleados públicos, para cumplir con la legislación estatal, y al mismo tiempo reducir del 2% los complementos retributivos autonómicos.

La consejera ha indicado que la congelación en los sueldos de los empleados públicos de Baleares se mantendrá hasta que haya una recuperación del PIB al nivel en que dicho indicador económico se encontraba el pasado año. Por tanto, todo apunta en estos momentos a que la anunciada congelación salarial se podría mantener hasta el final de la actual legislatura, dentro de tres años.

Primeras criticas a la medida

El secretario general del PP balear, Toni Fuster, ha hecho esta petición a la presidenta Armengol: "en lugar de recortar el salario a los funcionarios, recorte a la mitad el número de asesores y cargos políticos"

Según Fuster, en los cinco años que ya lleva Armengol como presidenta de la Comunidad, los cargos políticos "se han incrementado de 122 a 231".

Por su parte, el presidente del Sindicato Médico de Baleares (Simebal), Miguel Lázaro, ha denunciado que "no es una congelación, es un recorte en toda regla" y lo ha calificado como "una treta más que reprobable".

Ya ha anunciado que recurrirá la medida anunciada por el Govern por vía judicial: "Los médicos no se merecen esto, se están dejando la piel en esta pandemia".

También el sindicato STEI ha criticado que Baleares se convierta en la única comunidad en la que los funcionarios autonómicos no recibirán el incremento salarial del 2% que estaba ya previsto a principios de este año.

Publicidad