Créditos al consumo

Publicidad

Coronavirus

¿Cómo se piden los créditos al consumo durante la cuarentena por coronavirus?

Para acceder a los créditos durante el estado de alarma por el coronavirus hay que ponerse en contacto con la entidad, explicar nuestras finanzas actuales y la imposibilidad de hacer frente a las cuotas venideras

Tras la reunión del Consejo de Ministros se ha anunciado, entre otras medidas, la moratoria para préstamos personales y al consumo por la situación de crisis por el coronavirus. Con esta decisión, se da hasta tres meses prorrogables a los deudores para abonar las cantidades pendientes.

Pero no todos podrán solicitar esta ayuda durante la crisis del coronavirus. Empresarios o autónomos solo dispondrán de esta ventaja si demuestran que han perdido al menos el 40% de su facturación.

Con esta medida, el Gobierno buscan aliviar a todos aquellos, particulares, empresas y profesionales, que tuvieran que hacer frente a cuotas de estos préstamos. Algo que aplica tanto a los no hipotecarios como a los destinados al consumo. Esta decisión establece un plazo de tres meses para afrontar los pagos, copiando el sistema de moratoria de las hipotecas. Pero, tal y como ocurre con el ámbito hipotecario durante la crisis del coronavirus, los requisitos para acceder a esta prórroga son muy estrictos.

Requisitos para pedir créditos al consumo durante la crisis del coronavirus

- Los ciudadanos en una situación de vulnerabilidad tendrán la posibilidad de solicitar esa moratoria de los préstamos personales o al consumo. Podrán retrasar el abono de cuotas los desempleados que pertenezcan a hogares donde no haya ingresos que superen el triple del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). Es decir, que en su unidad familiar no se sume entre todos los miembros de la misma los 1.645,80 euros, según las cifras de ese indicador para 2020.

- Otra opción es si estas demuestran que tienen una deuda conjunta con varios acreedores que supone el 35% de ingresos de la unidad familiar.

Bancos:

- Para solicitar una moratoria los bancos todavía no han anunciado ningún protocolo especial por la crisis del coronavirus. Por lo tanto, para solicitarlo simplemente deberemos ponernos en contacto con la entidad, explicar nuestras finanzas actuales y la imposibilidad de hacer frente a las cuotas venideras, y negociar una carencia o moratoria para nuestro crédito.

- El banco, muy probablemente, nos pedirán un documento que certifique que desde la crisis del coronavirus nuestros ingresos se han visto afectados de alguna manera.

- Entre estos justificantes, encontramos ejemplos como un documento oficial donde se indique que nos hemos visto afectados por un ERTE, que nuestra jornada se ha visto reducida (así como nuestros ingresos) o que somos autónomos y que nuestra actividad laboral se ha visto pausada o reducida actualmente.

Cuando el banco apruebe nuestra solicitud nos enviará un nuevo contrato el cual debemos leer atentamente, prestando especial atención en los costes que conllevará la operación y la diferencia de precio con respecto a nuestro préstamo original.

Publicidad