Gastos hormiga

Cómo evitar los gastos hormiga y ahorrar hasta 200 euros al mes

Con estos sencillos trucos podrás evitar esos gastos cotidianos e imperceptibles que te vacían la cartera a final de mes.

Publicidad

Los gastos hormiga son esos pequeños desembolsos de dinero que hacemos de forma automática, casi inconsciente y regularmente. Nuestra economía se ve mermada poco a poco por ellos. A pesar de ser mínimos, pueden suponer un gasto de 100 a 200 euros mensuales.

Los cafés de máquina, comer fuera de casa o el tabaco son algunos ejemplos de esta problemática imposible de percibir si no llevamos un seguimiento de nuestra cuenta del banco. Es conveniente hacerlo y detectar comisiones y subidas inesperadas. "Paso la tarjeta o paso el móvil y no me entero", comenta una turista.

La suscripción a servicios de 'streaming' es habitual, sobre todo entre gente joven. Se dejan "20 euros fácilmente", teniendo en cuenta que quien tiene una plataforma, también decide pagar otras con nuevo contenido.

Mirar escaparates y puestos puede ser otro peligro. Conviene llevar una lista de la compra para no caer en la tentación de darnos algún capricho. "Engaño un poco a mi madre, le digo de salir de compras y acabamos comprando más de lo normal", indica una joven.

Actualmente, más de 8 millones de españoles no consiguen ahorrar nada, un 4% más que en 2021, según datos de un análisis elaborado por Rastreator.

Cómo evitarlos

El primer paso para evitar caer en los gastos hormiga es identificarlos y ser consciente de ellos, para decidir cuáles son esenciales y de cuáles podemos prescindir. Es de gran ayuda utilizar las aplicaciones bancarias o documentos excel donde llevemos la cuenta.

Ir al comprar sin lista de productos puede ser una perdición, desde que entramos al supermercado hasta que hacemos cola. Por ello, se recomienda una planificación previa de lo que se tiene en casa y establecer qué es lo que se necesita.

Asimismo, tener fuerza de voluntad y mantenerse mentalmente fuerte para no comprar caprichos es necesario. Con la llegada del Black Friday y la Navidad, hay que aplicarlo más que nunca, ya que supone la época del año en que más se disparan los gastos hormiga.

Publicidad