Calefacción

Cómo aislar ventanas del frío de forma fácil y barata sin calefacción en invierno

Aquí te dejamos unos trucos sencillos con los que se podrá estar confortable en casa incluso sin encender la calefacción.

Imagen de un perro tapado con una manta

Imagen de un perro tapado con una manta Pixabay

Publicidad

La sombra de un invierno muy largo y muy frío debido a los precios de la electricidad y el gas lleva asustándonos desde el pasado verano, sin embargo, hasta la fecha las temperaturas parecen haberse aliado con los consumidores y son muchos los que ya con noviembre tachado del calendario todavía no han encendido la calefacción.

Ahora la amenaza del frío polar puede tentarnos a apretar el botón de la caldera aún a sabiendas que no saldrá barato. Pero para aquellos que se han propuesto un 'apagón energético' vamos a dar una serie de consejos o trucos para tener la casa confortable incluso con el candado en los radiadores.

Echar la vista atrás es bueno para coger ideas de nuestros abuelos, la mayoría no tuvo tantas comodidades como hay en los años actuales y entonces los inviernos eran igual o incluso más duros que ahora.

Velas

El fuego es uno de los mejores remedios para entrar en calor, pero obviamente sabemos que no es posible hacer una hoguera en mitad del salón. Así que buscamos un truco intermedio como pueden ser las velas que además tienen muchos beneficio. Las velas son baratas y ahora las hay de todas las formas y olores por lo que además de ser un elemento decorativo ofrecen calor, luz y olor. Y lo más importante en el aspecto del ahorro: una vez las pagas no tienen gastos añadidos.

Cuadros, estanterías, papel pintado...

Ya que hemos empezado con objetos de decoración hemos de saber que a la hora de elegir el diseño de nuestras estancias también podemos ayudar a la eficiencia energética. Por las paredes se cuela mucho frío del exterior, de ahí la importancia de un buen aislante térmico, pero como no todos los bolsillos tienen presupuesto para revestir la trastienda de las paredes damos ideas que algo ayudan. Los cuadros, el papel pintado o las estanterías llenas de libros contribuyen a que el frío no llegue directamente al interior de nuestras casas por lo que la sensación es mayor.

Alfombras

Si miramos al suelo un aislante térmico que muchos tendrán ya en casa sin saber sus beneficios son las alfombras que además de permitirte tener los pies calentitos incluso estando descalzo actúan como una barrera frente al frío.

Ventilar

Uno de los gestos necesarios pero con el que inevitablemente se pierde temperatura es al ventilar la casa, por eso vamos a explicarte cuál es la mejor forma de hacerlo. Es importante saber que con abrir las ventanas 5 minutos al día es suficiente, no es necesario más. Además se pierde menos temperatura en el interior del hogar si se ventila por espacios y mientras se tienen las ventanas de un cuarto abiertas ese cuarto está cerrado con la puerta.

Publicidad