Crisis del gas

¿Cómo afecta a España el cierre del gasoducto del Magreb por parte de Argelia?

En plena crisis del gas y los combustibles, Argelia ha cerrado el gasoducto del Magreb que aporta a España algo más del 20% del suministro. ¿Cómo afecta esta situación a nuestro país? Sara Muñoz, economista y experta energética, lo explica en Antena Abierta.

Publicidad

La crisis energética podría acentuarse aún más en España y en Europa porque Argelia ha cerrado el gasoducto del Magreb, que proporciona a España algo más del 20% del gas que consumimos. Lo hace por motivos políticos y geoestratégicos ya que cerró relaciones con Marruecos.

El gas que llega a España procede en un 54% de Rusia y Estados Unidos, en en algo más de un 20% cada uno de los dos gasoductos que provienen de Argelia. La otra opción que tiene España son buques metaneros de gas licuado, pero encarecería los precios. Sara Muñoz, economista y experta energética, analiza cómo afecta esta situación a España y cuál es la situación de nuestro país en una crisis energética.

¿Cuáles son las consecuencias del cierre del gaseoducto del Magreb?

El cierre llega en el peor momento porque lo hace con el precio del gas disparado ya que se ha quintuplicado en lo que va de año justo a las puertas de los meses de frío que es cuando más se consume. El transportar el gas licuado a través de buques metaneros es mucho más costoso, incluso el doble.

Esto se produce porque tenemos que añadir el proceso de licuarlo y de regasificación. Además, es un momento de tensión de la demanda y, por ello, entran muchos más países a pujar por los buques metaneros y encarece el precio final.

¿En España podemos quedarnos sin gas?

Hay que hacer un llamamiento a la calma porque tanto a nivel europeo como español tenemos una diversificación muy grande del sistema energético. Recordemos lo que pasó en el momento de incertidumbre durante el confinamiento con el papel higiénico y hay que hacer un llamamiento a la calma.

Con la borrasca Filomena hubo un gran pico de demanda que se situó en 40.000 megavatios y, en este caso, España tiene una capacidad de 113.000 megavatios. No sé prevé que se pueda llegar a esa crisis o ese apocalipsis energético. España es una isla energética para lo bueno y para lo malo. En caso de un apagón, al ser una isla energética y tener pocas conexiones con nuestro entorno nos beneficiaría.

Publicidad