La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNCM) ha reclamado la devolución de los 368,4 millones de euros que fueron regalados a las empresas promotoras y que asciende a 390 millones sumando los intereses. También se ha acordado revisar las liquidaciones de actividades reguladas del sector del gas natural relacionadas con el mantenimiento subterráneo Castor.

La CNMC exige el reintegro de ese importe a Escal, la constructora que preside Florentino Pérez, y que promovió la instalación fallida, a Enagás y a los tres bancos: Santander, Caixabank y Bankia, que adelantaron el dinero. La Comisión exige a Escal, la devolución de los 195 millones; al banco Santander, los 71,9 millones; a Caixabank, 48 millones; a Enagás Transporte, 32,4 millones; y a Bankia, 21,1 millones de euros.

El Tribunal Constitucional declaró "la nulidad e inconstitucionalidad de los efectos económicos de la extinción de la concesión del almacenamiento subterráneo Castor, previstos en el Real Decreto-Ley 13/2014, de 3 de octubre, tras la renuncia de su titular, Escal Ugs SL".

El Tribunal Constitucional rechazó un decreto ley, propuesto por por el Gobierno del Partido Popular para compensar el cierre provisional de la infraestructura. La sentencia llevó a que la Comisión Nacional de los Mercados congelase los pagos que realizaron a los bancos con cargo a la tarifa del gas para devolverle la indemnización, que adelantó a Escal a cambio de cobrarla con intereses durante 30 años, cantidades que el banco Santander, Caixabank y Bankia han reclamado en el Tribunal Supremo.