Publicidad

Durante su intervención en la comparecencia extraordinaria delpresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Durán haafirmado que no se puede dar el visto bueno al recorte salarial paralos funcionarios y altos cargos si los diputados no hacen lo mismocon los suyos.

El portavoz de CiU ha dicho que estudiará con responsabilidad y"con el sentido de Estado que le ha faltado al Gobierno" todas lasmedidas propuestas por Zapatero, al que ha ofrecido de nuevo unpacto de Estado que acabe con la desconfianza de los mercados. A su juicio, los mercados y la Unión Europea han obligado arectificar a un Gobierno que ha actuado bajo la presióninternacional, en lugar de hacerlo sobre las propuestas "razonadas yllenas de sentido común" de otras fuerzas políticas.

Por ello, le echó en cara que haya perdido dos años de mandato,en los que "lamentablemente" se ha comprobado que "el tiempo por sísolo no arregla los problemas graves". Durán ha dicho que el mecanismo de estabilización del euroacordado por el Consejo Europeo es positivo para calmar a losinversores internacionales, ya que se ha hecho evidente que aunqueel problema "llevaba el nombre de Grecia", los riesgos de contagioeran reales y España estaba entre los candidatos al contagio.

No obstante, ha resaltado que los acuerdos tomados por lasinstituciones europeas no solucionan los problemas de España, querequieren reformas de emergencia por parte del Gobierno. En este sentido, ha señalado que la ocupación debe ser laprincipal apuesta de Zapatero, razón por la que ha consideradoinadmisible que Gobierno, sindicatos y patronal sigan retrasando susacuerdos. A corto plazo, CiU insiste en la necesidad de financiaciónparcial para la reducción de jornada como alternativa a la extinciónde puestos de trabajo y en la reducción temporal de las cotizacionessociales de las empresas con menos de 10 trabajadores que secomprometan a mantener el empleo, así como una reforma de lasbonificaciones a la Seguridad Social.

Llamazares anuncia una "fuerte contestación social" al plan de ajuste

El portavoz parlamentario de IU, GasparLlamazares, ha dicho que la propuesta de ajuste del déficit hechapor el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, es "ungolpe de los mercados financieros al estado de bienestar europeo" yun "ajuste antisocial que requiere una fuerte contestación social".

En los pasillos del Congreso, Llamazares ha remarcado que lasmedidas anunciadas por el presidente se ceban "en los más débiles",y por tanto "tendrán que responder" a esta "ley del embudo" queconsiste en que "lo ancho es para el sector financiero, que pasa lacrisis incrementando beneficios, y lo estrecho para los que no lahan provocado, trabajadores, pensionistas y dependientes". También ha dicho que los presupuestos estatales son ya "papelmojado", porque quien decide sobre las cuentas públicas ya no sonlos diputados que los aprueba, sino "los mercados financieros y losespeculadores".

Durante su intervención en la comparecencia extraordinaria delpresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Durán haafirmado que no se puede dar el visto bueno al recorte salarial paralos funcionarios y altos cargos si los diputados no hacen lo mismocon los suyos.

El portavoz de CiU ha dicho que estudiará con responsabilidad y"con el sentido de Estado que le ha faltado al Gobierno" todas lasmedidas propuestas por Zapatero, al que ha ofrecido de nuevo unpacto de Estado que acabe con la desconfianza de los mercados. A su juicio, los mercados y la Unión Europea han obligado arectificar a un Gobierno que ha actuado bajo la presióninternacional, en lugar de hacerlo sobre las propuestas "razonadas yllenas de sentido común" de otras fuerzas políticas.

Por ello, le echó en cara que haya perdido dos años de mandato,en los que "lamentablemente" se ha comprobado que "el tiempo por sísolo no arregla los problemas graves". Durán ha dicho que el mecanismo de estabilización del euroacordado por el Consejo Europeo es positivo para calmar a losinversores internacionales, ya que se ha hecho evidente que aunqueel problema "llevaba el nombre de Grecia", los riesgos de contagioeran reales y España estaba entre los candidatos al contagio.

No obstante, ha resaltado que los acuerdos tomados por lasinstituciones europeas no solucionan los problemas de España, querequieren reformas de emergencia por parte del Gobierno. En este sentido, ha señalado que la ocupación debe ser laprincipal apuesta de Zapatero, razón por la que ha consideradoinadmisible que Gobierno, sindicatos y patronal sigan retrasando susacuerdos. A corto plazo, CiU insiste en la necesidad de financiaciónparcial para la reducción de jornada como alternativa a la extinciónde puestos de trabajo y en la reducción temporal de las cotizacionessociales de las empresas con menos de 10 trabajadores que secomprometan a mantener el empleo, así como una reforma de lasbonificaciones a la Seguridad Social.

Llamazares anuncia una "fuerte contestación social" al plan de ajuste

El portavoz parlamentario de IU, GasparLlamazares, ha dicho que la propuesta de ajuste del déficit hechapor el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, es "ungolpe de los mercados financieros al estado de bienestar europeo" yun "ajuste antisocial que requiere una fuerte contestación social".

En los pasillos del Congreso, Llamazares ha remarcado que lasmedidas anunciadas por el presidente se ceban "en los más débiles",y por tanto "tendrán que responder" a esta "ley del embudo" queconsiste en que "lo ancho es para el sector financiero, que pasa lacrisis incrementando beneficios, y lo estrecho para los que no lahan provocado, trabajadores, pensionistas y dependientes". También ha dicho que los presupuestos estatales son ya "papelmojado", porque quien decide sobre las cuentas públicas ya no sonlos diputados que los aprueba, sino "los mercados financieros y losespeculadores".

Publicidad