Energía

Los cines también sufren el alza de los precios de la energía: "Hemos pagado 15.000 euros de factura de la luz en un mes"

No importa el sector. La subida en el precio de la luz afecta a restaurantes, colegios, cines o tiendas. Por eso, en algunos establecimientos ya están buscando fórmulas para ahorrar en la factura de este invierno.

Publicidad

Es un buen plan de fin de semana. Cine, peli y palomitas. Pero mientras nosotros disfrutamos de un estreno los encargados de sacar adelantes las salas tienen que hacer muchas cuentas. Es lo que nos cuenta Joan Montserrat, de MBC Cinemas: "Es un problema generalizado y no puedes repercutir este precio en la entrada del cine porque se dispararía", añade.

Montserrat asegura que en el mes de agosto han llegado a pagar 15.000 € de factura de luz "porque en meses de verano, en los que tienes que poner el aire, se dispara". Aunque teme también al invierno, porque "climatizar unas salas tan grandes es muy costoso". Por esto tienen que buscar fórmulas para contrarrestar estos gastos. "Cerrando algún día a la semana o cerrando algunos pases", lamenta.

Afectados en todos los sectores

Villafranca de los Barros, en Badajoz, se queda este invierno sin piscina climatizada. Ya lo adelantaba hace unos días Juan Carlos Márquez, Concejal de Economía del municipio. Y es que, "para cubrir los gastos de gas y mantenerla abierta, cada usuario tendría que pagar una cuota al mes de 250 euros". Una cantidad que, tanto para el ayuntamiento como para los vecinos, es insostenible.

Los precios de la energía afectan a todos sin importar el sector. Francisco, que junto a sus hermanos regenta un bar en Sevilla, no da crédito a las últimas facturas que han recibido: "Normalmente veníamos pagando unos 700 euros al mes y en las tres últimas hemos pagado una de 2.600, otra de 3.100 y la última de 4.600 euros".

Buscando soluciones

Para hacer frente a los gastos y evitar tener facturas desorbitadas, en algunas empresas e instituciones ya están tomando medidas de cara al invierno. "Nos están cambiando la caldera para que funcione por gas natural en lugar de por gasoil", cuenta Mercedes Posada, directora del colegio Príncipe Felipe de San Sebastián de los Reyes. El ahorro en este caso será de hasta el 28%.

Pero no solo buscan alternativas en colegios, sino también en universidades. Es el caso de la Universidad de Valladolid, que ya calienta las aulas de las facultades con biomasa. "Si no lo hiciéramos así nuestra factura se multiplicaría por cuatro o cinco", nos dice Julio Grijalba, Vicerrector de Infraestructuras en la Universidad de Valladolid.

Publicidad