FP

El centro de FP de A Coruña al que llaman empresas de toda España para contratar a sus estudiantes

La Formación Profesional (FP) cada vez tiene más salidas laborales frente a los estudios universitarios.

Publicidad

"Para FP iban los que no eran buenos estudiantes, ésta era la idea que se tenía antes pero esto ha cambiado". Nos lo cuentan desde Centro Integrado de Formación Profesional Ánxel Casal, de A Coruña. Y tanto que ha cambiado. En un momento en el que a muchos estudiantes universitarios les cuesta encontrar una salida laboral, las empresas casi 'hacen cola' a las puertas de este instituto para contratar a sus estudiantes.

En el Ánxel Casal se imparten 24 ciclos de las áreas de sanidad, química, seguridad y el medio ambiente, y servicios socioculturales. Unas instalaciones pensadas por y para la práctica, para aprender no solo de los libros y la pizarra, sino, sobre todo, tomando las riendas y actuando.

"Aquí vienen las empresas a la puerta a llevarse a los estudiantes". No solo de Galicia, empresas de toda España demandan cada vez más estudiantes de FP y, sobre todo, estudiantes del área sanitaria. Hay 12 ciclos relacionados con este sector en el Ánxel Casal, y prácticamente todos salen con trabajo.

La demanda de sanitarios se ha disparado todavía más con la pandemia, y esa formación práctica que reciben estos estudiantes es su mejor carta de presentación. En este centro tienen la posibilidad de simular una emergencia en una ambulancia o en un hospital. Aprenden a actuar en tiempo real, a solucionar imprevistos y a tratar casos 'reales'. "Aprendemos a mover a los enfermos, a lavarlos, a darles los cuidados que necesitan". En este caso es un muñeco el que les sirve para hacer la simulación, pero tan real que impresiona. La clase además cuenta con cámaras para que otros compañeros puedan visualizar lo que están haciendo, y para grabar todos los procesos y poder analizarlos.

Al preguntarles por las salidas a todos se les dibuja una sonrisa, muchos han dado el paso precisamente por eso, porque saben que podrán hacerse un hueco en el mercado laboral rápidamente. Otros no descartan continuar ampliando sus estudios una vez terminen el ciclo. Sea como sea, una suerte, seguro, para los que reciban sus cuidados el día de mañana.

Publicidad