77.013000

Publicidad

Coronavirus

Cartel de completo en muchas casas rurales en la desescalada del coronavirus

El sector turístico es uno de los más golpeados por el coronavirus, tres meses después del cierre total llegan buenas noticias. Al menos para las casas rurales. Encajan en el modelo de seguridad y distanciamiento y algunas ya están completas.

España es una potencia turística y por lo tanto una de las mayores perjudicadas económicamente de la pandemia del coronovirus, aunque el sector no se rinde.

Los alojamientos rurales se han convertido en una opción en tiempos del Covid-19. Su modelo de negocio está resultando el más atractivo para los clientes inmersos ya en las fases de desescalada y pendientes de poder cruzar provincias, autonomías o fronteras.

La fórmula de las casas rurales que 'conquista' en la desescalada

Como todos los establecimientos hoteleros, las casas y hoteles rurales han estado tres meses sin clientes, una inactividad dramática para empresarios y trabajadores.

Ahora los teléfonos han empezado a sonar. El anuncio del presidente del Gobierno de cara a los viajes en verano ha animado las reservas. Muchas personas con ganas de vacaciones buscan lugares en los que la distancia social sea posible, la mayoría con piscina, y para más días de lo habitual. De hecho hay quien pregunta incluso por los armarios para saber si hay espacio para la ropa de un mes.

Hay establecimientos que ya están completos para julio y agosto. Los propietarios reconocen que el verano va a ser atípico, saben que la seguridad frente al coronavirus es vital.

El sector se divide entre el optimismo y dar la temporada por perdida

Las grandes consultoras son pesimistas sobre la recuperación del sector turístico aunque otros expertos ven algo de luz y confían en no dar por perdida la temporada y que desde el exterior llegue la mitad de los 29 millones que nos visitan en verano.

KPMG cree que incluso aunque se abran los establecimientos en julio, los empresarios creen que el año está perdido. Piden que el sector se prepare para el año que viene y ayudar para que se recuperen del golpe actual.

Una encuesta de EY-Parthenon afirma que 2020 será un mal año. Uno de cada dos españoles da por perdidas sus vacaciones de verano y del resto, un 41 % optará por destinos nacionales. Sólo un 9 % piensa salir al extranjero.

Desde la Universidad Internacional de La Rioja se apunta que el sector maneja caídas de entre el 30 y el 40 % desde los principales países emisores, aunque confía en que en agosto o septiembre comience a llegar poco a poco el turismo europeo.

Expertos de la Universidad Carlos III de Madrid consideran que si se actúa rápido es posible recuperar en torno a un 50 % del turismo extranjero y salvar los muebles si se suma un 20-25 % de turismo nacional.

Piden un 'Plan País' para mantener a España como destino preferente

Los expertos coinciden en la necesidad urgente de un "Plan País" de promoción de España como destino, especialmente tras las quejas del sector con la cuarentena que anunció el gobierno y que finalmente se ha modificado según anunció el presidente del Gobierno. Países como Alemania, Francia y Reino Unido ya han recogido la noticia y se nota en las llamadas de turistas extranjeros, la prensa británica se refería incluso a "la vuelta a Benidorm".

El coronavirus se ha unido a un año ya complicado por la ralentización del crecimiento mundial y por los efectos del "brexit", una vez superada la quiebra del operador británico Thomas Cook el pasado septiembre.

Aún así los consultores creen que debemos seguir compitiendo con otros grandes destinos europeos, Italia, Croacia y Grecia, además de Portugal. Y eso que hay que tener en cuenta que excepto Italia, el resto ha sido mucho menos afectado por la pandemia y juegan con cierta ventaja.

Publicidad