Los teléfonos fijos son una herramienta totalmente en desuso en España. Son más de 280 líneas fijas las que se dan de baja al día en nuestro país. Y en cuanto a las llamadas a fijos cabe decir, que han caído un 24% en el último lustro.

Muchos ya ni lo tienen en casa y otros lo tienen pero no lo usan. Aunque en muchos casos se debe a que su compra viene asociada a otros servicios como la telefonía móvil o la conexión a internet. Declaraciones de una sociedad, que deja a las claras que estamos hablando de un elemento en claro desuso.

Lo mismo pasa con otro elemento como las cabinas de teléfono. Muchos aseguran haber salido a buscarlas sin éxito. En definitiva, dos elementos que se utilizan cada vez menos y parecen estar condenados a desaparecer.