Publicidad

Economía

Bruselas quiere que las reglas fiscales comunitarias continúen suspendidas en 2022

El objetivo, dice la Comisión Europea, es favorecer las medidas de estímulo en los países miembros para hacer frente al impacto económico de la pandemia

La Comisión Europea indicó este miércoles que ve con buenos ojos que las reglas fiscales comunitarias sigan suspendidas a lo largo de 2022, con el objetivo de favorecer las medidas de estímulo en los países miembros para hacer frente al impacto económico de la pandemia.

La normativa fiscal, que establece límites del 3% al déficit y del 60% a la deuda pública de los estados miembros, fue interrumpida en 2020 tras el impacto de la primera ola del coronavirus. Poco tiempo después, Bruselas decidió alargarla a 2021.

En un comunicado, la Comisión Europea explicó que la decisión de volver al pacto de estabilidad fiscal "debería tomarse tras una evaluación global del estado de la economía" y debería estar basada "en criterios cuantitativos".

"Las indicaciones preliminares actuales sugieren seguir aplicando la cláusula de escape general en 2022 y desactivarla a partir de 2023", añadió el organismo presidido por Ursula von der Leyen.

Por su parte, el comisario de Economía Paolo Gentiloni indicó que "el apoyo presupuestario debe mantenerse tanto tiempo como haga falta. Sobre la base de las indicaciones actuales, la cláusula general de salvaguardia permanecería activa en 2022 y se desactivaría en 2023".

La decisión, a partir de mayo

El siguiente paso es que tanto el Consejo como la Comisión discutan el plan con detenimiento y que Bruselas, durante la primera semana de mayo, dé el visto bueno.

La Comisión Europea señaló que el debate sobre extender a 2022 la suspensión de las reglas fiscales tendrá en cuenta "las situaciones específicas de cada país tras la desactivación de la cláusula de salvaguardia general".

Publicidad