Las bolsas mundiales inician este miércoles 2 de enero su nuevo año con grandes incertidumbres. El 2018 ha sido malo para los inversores y, según los analistas, 2019 amenaza con volver a serlo, lastrado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el Brexit y las previsibles subidas de tipos en Europa, por lo que existe temor a un frenazo económico mundial.

a Bolsa española ha subido hoy un 0,12 % y consolida los 8.500 puntos aupada por los grandes valores, en una jornada marcada por la intervención del italiano Banca Carige por parte del Banco Central Europeo (BCE) y por el temor de los inversores a la ralentización de la economía china.

En el mercado español, Liberbank ha terminado con una caída del 1,68 %; Bankia, del 1,17 %; CaixaBank, del 1,11 % y Bankinter, del 0,54 %, mientras que BBVA ha subido un 0,60 %; el Santander, un 0,11 % y el Sabadell, un 0,05 %.

En España, también se ha conocido que la actividad del sector manufacturero se desaceleró el pasado diciembre, cuando registró la expansión más lenta desde mediados de 2016, con repuntes más débiles tanto en producción como en nuevos pedidos. En el mercado nacional, además de los avances de BBVA y Santander, el resto de los grandes valores han terminado al alza y Repsol ha sumado un 1,10 %; Telefónica, un 0,91 % e Inditex, un 0,36 %, mientras que Iberdrola ha recortado un 0,28 %.

En una jornada en la que Tokio no opera, los mercados han acusado unos datos macroeconómicos de China que apuntan a la desaceleración de la actividad económica del país. En concreto, según los analistas, el PMI manufacturero de China ha caído en diciembre.