57.002500

Publicidad

Coronavirus

Benidorm y las islas Baleares, los destinos turísticos que más sufren las consecuencias del coronavirus

En general en España, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros se han desplomado un 78,4% en septiembre por la epidemia del coronavirus y los destinos donde este descenso ha sido más acusado son Benidorm y las islas Baleares.

En resumen

Las pernoctaciones en establecimientos hoteleros se han desplomado un 78,4% en septiembre respecto al mismo mes del año anterior, hasta sumar 8,1 millones, tras los rebrotes del coronavirus surgidos a finales de verano y el cierre de algunos hoteles, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Es el séptimo mes consecutivo en el que, como consecuencia de la crisis sanitaria, descienden las pernoctaciones en los hoteles españoles tras las bajadas del 66,5% en marzo, del 100% en abril, del 99,2% en mayo, del 95,1% en junio, del 73,4% en julio y del 64,3% en agosto.

Además, el número de establecimientos abiertos descendió en septiembre en algo más de 800 respecto al mes de agosto, pasando de 13.008 a 12.202, cifra un 26,8% inferior a la existente hace un año, mientras que el total de plazas ofertadas fue de 1.001.444, el 52,1% del total.

Benidorm, uno de los destinos que más sufre las consecuencias

Actualmente solo hay 25 hoteles abiertos en Benidorm de los 150 que tiene esta gran capital del turismo. Hay una gran cantidad de negocios que están cerrados y que van a continuar así hasta la Semana Santa.

Muchos negocios aguantaron hasta el puente de octubre pero ahora, sin la campaña del imserso y sin el turista extranjero, principalmente el británico, no salen los números.

Una situación similar se vive en las Islas Baleares

Un ejemplo de la pésima situación que vive el sector turístico en las Baleares es Mallorca, donde hay 100 establecimiento hoteleros abiertos, es decir, solamente el 10% de la planta hotelera. Una cifra que previsiblemente irá a peor en cuanto acabe el mes de octubre.

Los hoteleros auguran que será un invierno complicado y más aún si el estado de alarma por el coronavirus se prolonga hasta el mes de mayo.

Publicidad