'Huelga del metal'

Batalla campal entre manifestantes y Policía en el octavo día de huelga en Cádiz

Los trabajadores del metal de Cádiz han vuelto a salir a las calles en la que es la octava jornada de paros, manifestaciones y enfrentamientos con la Policía hasta que se llegue a un acuerdo entre patronal y sindicatos

Publicidad

Aumentan las protestas y los incidentes en Cádiz en el marco de la huelga del metal que ya suma ocho jornadas de paros, barricadas, manifestaciones y también enfrentamientos con la Policía. El último, el ocurrido en el centro de la ciudad gaditana este martes 23 de noviembre por la mañana y que ha acabado en batalla campal.

Piedras, botellas, papeleras… este tipo de objetos han sido los protagonistas de la batalla campal entre manifestantes de la huelga del metal de Cádiz y la Policía que custodiaba una manifestación en la que un grupo de personas se han salido del recorrido.

Si bien por parte de un miembro del comité se ha intentado que esta situación no ocurriese, lo cierto es que el grueso de la manifestación que se ha movido del centro de la marcha que estaba estipulada, la realidad ha sido que la propia masa ha ido a los antidisturbios a retirarse hasta el punto de acabar en un cuerpo a cuerpo entre fuerzas de seguridad y manifestantes.

Tanto es así que incluso han caído algunos proyectiles desde las ventanas de los edificios aledaños. No obstante, toda la masa ha terminado por dispersarse por el ancho de la ciudad pese a dejar una estela dramática en el punto en el que se han sucedido los acontecimientos.

Y eso que la manifestación con apoyo estudiantil de este martes se esperaba tranquila, pacífica. No obstante, algunos huelguistas cambiaron la ruta para acceder al puente Carranza y fue entonces cuando la Policía cargó contra ellos con pelotas de goma. Ahí estalló todo.

La mañana ha comenzado sin incidentes

Unos hechos que suceden en el marco de la octava jornada de huelga del metal, la cual ha iniciado la mañana sin incidentes previos a la marcha organizada para mitad de la mañana y en la que los trabajadores han vuelto a calmar sus exigencias a la patronal, con la que no terminan de llegar a un acuerdo.

De hecho, de nuevo esta pasada noche ambas partes se levantaron de la mesa de negociación sin acuerdo. Mañana habrá un nuevo intento, pero todo apunta a que no será tarea fácil.

Publicidad