Publicidad

Canal de Suez

Así afecta a España el bloqueo del buque en el Canal de Suez

El bloqueo del Canal de Suez por el buque encallado podría provocar colapsos en los puertos mediterráneos o desabastecimiento de alimentos, combustible o productos manufacturados.

El Canal de Suez es uno de los principales pasos marítimos del mundo para el transporte de mercancías y materias primas.

El canal es vital para las cadenas de suministro de alimentos, combustible o productos manufacturados en todo el mundo, por lo que su bloqueo puede tener consecuencias importantes.

Por eso, el hecho de que el carguero 'Ever Given' continúe encallado en la infraestructura egipcia y taponando el paso del resto de navíos, puede suponer grandes problemas en la economía mundial y, por ende, la española.

España está integrada en el tráfico comercial que pasa por el canal, por lo que este bloqueo afecta directamente a las importaciones y exportaciones de nuestro país.

De prolongarse varias semanas la paralización del tráfico marítimo de la principal vía de comercio de Europa con Asia y Oceanía, los mercados registrarán consecuencias en forma de posibles alzas de precios e incumplimiento de plazos de entrega de productos.

Fuentes del puerto de Barcelona han indicado al diario 'El Periódico', que no han querido calcular todavía como afectará el bloqueo del Canal de Suez, dado que los buques tardan entre 8 y 10 días en llegar al puerto de Barcelona, pero el impacto es evidente.

Este tiempo es el necesario para un cambio de ruta, rodear África y llegar al puerto de Cartagena, por ejemplo. Desde el puerto de Valencia también han indicado que en caso de prolongarse mucho tiempo este bloqueo, "se produciría un desastre por el retraso en el aprovisionamiento de combustible, por ejemplo".

La alternativa al Canal de Suez

Como los cargueros no pueden pasar en estos momentos por el canal, tendrán que rodear África por el Cabo de Buena Esperanza, para llegar hasta los puertos europeos.

Este rodeo implicará una semana más de ruta y el uso de más combustible, algo que cargarían a sus clientes en forma de costes extras, según ha explicado a '20 minutos' Jordi Espin, secretario general de 'Transprime'.

Además, la mayoría de los barcos que pasan por el canal se dirigen hacia los puertos del norte de Europa (según las estadísticas de la Autoridad del Canal, el principal destino es Países Bajos) pero en su ruta hacen escalas en puertos mediterráneos, entre ellos los españoles, y esto podría alterar el programa de escalas en los puertos del Mediterráneo.

Publicidad