El Banco de España, adelanta el crecimiento del 0,6% que sería una décima inferior al del primer trimestre, pero que esta por encima de los cálculos que manejaba la entidad. En la actualización de sus proyecciones macroeconómicas para el trienio 2019-2021 publicadas este viernes, el Banco de España mantiene que el crecimiento de la economía se desacelerará al 1,9 % en 2020 y al 1,7 % en 2021.

En 2019, el crecimiento va a seguir apoyándose en la fortaleza del gasto de los hogares y en el dinamismo de la inversión empresarial, en tanto que el incremento del empleo será del 2 %, cuatro décimas superior al anteriormente previsto por la entidad, y la tasa de paro de paro será una décima inferior (13,8 %).

El informe asegura que los efectos de la subida del salario mínimo (SMI) en 2019 tenderán a moderar el dinamismo del empleo en los próximos trimestres, si bien la tasa de paro seguirá disminuyendo hasta quedar en el 11,8 % al cierre de 2021.

A pesar de esta mejora, el Banco de España alerta de que se mantienen los riesgos a la baja y que incluso se han intensificado, al materializarse algunas incertidumbres en el ámbito exterior, como las nuevas medidas proteccionistas y el resurgimiento de las tensiones geopolíticas.