43.007833

Publicidad

Coronavirus Baleares

Baleares obligará a los clientes de la hostelería a dar sus datos para rastrear posibles contagios

La medida no termina de convencer a algunas asociaciones de hostelería, aunque consideran que se trata de una medida para proteger a los clientes en caso de brote de coronavirus.

En resumen

El Gobierno balear quiere que cada persona que entre a consumir en un bar o un restaurante, deje sus datos de contacto. Quieren que sea más fácil rastrear si hay un brote de coronavirus.

El jueves el consejero balear de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, ha anunciaba las nuevas medidas para la hostelería frente al coronavirus. Entre las medidas se anunciaron que los clientes deben de dar sus datos al restaurante o bar para estar prevenido en caso de que se dé un brote de coronavirus.

Ante esto, el consejero señaló que el registro no permanecerá guardado más de 30 días y que dicha información solo la utilizarían los servicios sanitarios en caso de un brote de covid-19.

"Serán confidenciales y sólo se recogerán los datos como nombre, DNI y número de teléfono a los comensales de interior de los locales", ha señalado.

Desde Pinem Restauración han criticado la medida al considerar que "seguramente el comensal la percibirá como invasiva e igual conlleva una pérdida de clientes". No obstante, ha indicado que estos datos servirán para un rastreo más "efectivo".

Sobre las Navidades, el consejero Negueruela ha indicado que se establecerán medidas con el sector de la restauración en las próximas semanas.

También anunciaron la obligatoriedad de instalar un medidor de CO2 para que "los clientes puedan comprobar qué están bien ventilados". Esto deberá estar a la vista de los clientes y recordando que se trata de un mecanismo de protección frente al coronavirus.

La incidencia acumulada en Baleares es de 240 casos por cada 100.000 habitantes.

Publicidad