Impuesto a grandes fortunas

Ayuso cree que el impuesto a grandes fortunas es "un freno a la inversión", que solo con su debate afecta a Madrid o Andalucía

Isabel Díaz Ayuso ha dicho en su intervención en el XXIX Encuentro del Sector Financiero, que se celebra bajo el título 'Retos y oportunidades de un sector en transformación', que es "una tremenda irresponsabilidad" impulsar este impuesto.

Isabel Díaz Ayuso

Isabel Díaz Ayuso EFE

Publicidad

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sostiene que el impuesto a las grandes fortunas es "un freno a la inversión", que tan solo con su debate está afectando a la llegada de capital a regiones como Madrid o Andalucía. En su intervención en el XXIX Encuentro del Sector Financiero que se celebra bajo el título 'Retos y oportunidades de un sector en transformación', la presidenta madrileña mantiene que es "una tremenda irresponsabilidad" impulsar este impuesto y, además, hacerlo vía enmienda, con lo que no se acompaña de "ningún informe ni estudio de impacto económico".

Díaz Ayuso también ha criticado el nuevo impuesto a la banca cuyo único objetivo es "recaudar y el único resultado es empobrecer masivamente". Considera que "el sistema bancario español levanta admiración por todo el mundo" y no es posible tolerar "que se convierta en un saco de boxeo en el que descargar frustraciones políticas ni la excusa favorita para justificar errores en la gestión de los recursos públicos". Añade que "poco les importa los sucesivos avisos de organismos internacionales, la incertidumbre económica o el informe del Banco Central Europeo. Es lo que tiene tomar decisiones políticas únicamente conforme a una agenda ideológica...".

A su parecer, "el impuesto a la banca no es buena idea pero es aún más preocupante es la estrategia de erosión que ha emprendido el Gobierno con toda institución que le marca los límites". "El Banco Central Europeo ha sido nuestro principal acreedor desde que estalló la crisis del Covid-19. Por eso concentra el 34% de nuestra deuda pública y gracias a él la prima de riesgo está a raya y podemos pagar los servicios públicos mes a mes. Nunca nadie en la historia ha sacado nada positivo de desdeñar la fuente que le proporciona energía", remarca la presidenta.

Ayuso considera que cuando es el Gobierno "quien siembra la inseguridad jurídica" en el sector de la banca, también lo atenta contra "los intereses de millones de ciudadanos y de autónomos", a los que deja "sin margen de maniobra". De esta manera, insiste en que "cambiar las reglas del juego a mitad del partido es una irresponsabilidad". Añade que "con impuestos improvisados como el de la banca y el del sector energético, que se crean con una Ley donde se esconde como enmienda a su vez, el impuesto de Patrimonio, todo va a ir a peor. Hacerlo contra regiones como la Comunidad de Madrid y hacerlo de esta manera es de una nocturnidad pasmosa".

Publicidad