98.005167

Publicidad

Economía

Aviones convertidos en restaurantes, la última idea de las aerolíneas para no perder más dinero por el coronavirus

El coronavirus ha paralizado los vuelos, pero las compañías aéreas buscan alternativas para sortear la crisis. Algunas ofrecen el puesto de piloto como un simulador o viajes a ninguna parte.

Uno de los sectores más afectados por la crisis del coronavirus, además de la hostelería, es el del transporte aéreo. Buscan la manera de reinventarse para minimizar pérdidas en una época en la que apenas hay pasajeros.

Una de estas nuevas alternativas es convertir los aviones en restaurantes. En una compañía asiática, no se trata de degustar el típico menú de viaje, sino uno gourmet elaborado por una popular chef. También hay restaurantes temáticos donde los camareros te atienden como si fueran el personal de cabina.

Otra opción es ponerse a los mandos de la aeronave y simular los movimientos del piloto. Sin embargo, esta alternativa cuesta 540 euros durante media hora.

Y para los que más ansíen volver a volar se ofertan los 'viajes a ninguna parte'. Ya operan en Taiwan y sobrevuelan la ciudad durante una hora, aterrizando en el mismo punto.

Publicidad