Un total de veinte trenes de Alta Velocidad resultaron afectados a primera hora de este lunes con retrasos de entre media hora y cuarenta minutos en su circulación, tras registrarse sobre las 8.50 horas una avería en la estación de Madrid-Atocha relacionada con la tensión eléctrica que quedó reparada sobre las 10.40 horas, según informaron en fuentes de Renfe.

La incidencia supuso que durante esas casi dos horas los trenes de Alta Velocidad no pudieran ni entrar ni salir de la estación. La avería afectó tanto a los AVE que conectan con Sevilla y el resto de capitales andaluzas, como los de Levante y Barcelona.

En concreto, el problema se registró sobre las 8.50 horas, cuando la catenaria de la estación, el sistema que transmite electricidad a los trenes, registró problemas de tensión eléctrica, según detallaron fuentes de Adif.

La incidencia quedó no obstante restablecida a las 10.40 horas, según estas mismas fuentes, una vez que la avería fue reparada por los técnicos de la compañía. No obstante, durante esas dos horas un total de veinte trenes de Alta Velocidad se vieron afectados en su circulación con demoras respecto a los horarios de circulación previstos que oscilaron entre los treinta y los cuarenta minutos.