Los juicios celebrados por grafitis contra el patrimonio de Renfe han aumentado un 32% en 2018. En las 66 vistas judiciales la empresa ha reclamado más de 360 mil euros, lo que representa el 2,4% de los gastos anuales que la empresa asume por estos vandálicos, que llevan ya dos años alcanzando cifras de más de 15 millones de euros anuales.

La Dirección de Seguridad de Renfe colabora con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, facilitando información sobre la identificación de los grafiteros, con detenciones gracias a las actuaciones del personal de vigilancia que sorprende 'in fraganti' a los grafiteros en plena acción y con la consiguiente denuncia de todos los actos que se producen ante la autoridad competente.

Las investigaciones y detenciones se van incrementando. En lo que llevamos de 2019 el número de juicios sigue en aumento, con un 82% más de vistas en lo que va de año.