El centro financiero de Madrid es una de las zonas donde más dinero se mueve de España, sin embargo, la realidad que se vive a los pies de estos rascacielos es muy diferente. Tan solo unos metros viven decenas de personas sin hogar.

Este es el caso de la torre Picasso, los sueldos aquí pueden alcanzar anualmente los 180.000 euros pero debajo se instala todo un asentamiento. Allí viven más de 20 jóvenes 'sintecho', estas personas viven en unas condiciones de insalubridad total.

Pedro prefiere guardar su anonimato, tiene 22 años y es hijo adoptado. "Me echaron de casa por gamberro, empecé a trabajar para la empresa de mi padre, me mandaron a Rumanía y desaparecí", explica.

La historia de Oscar es muy parecida, las malas compañías hicieron que sus padres le echaran de casa cuando tenía 16 años. El Ayuntamiento de Madrid dice que son ellos los que rechazan la ayuda y están bien aquí pero ellos aseguran que es totalmente falso.