por el uso de una tarjeta

por el uso de una tarjeta

Anulan una deuda bancaria porque la letra del contrato era tan pequeña que no se podía leer

Hay contratos con letra tan pequeña que cuesta leerlos. Una sentencia acaba de anular la deuda de un cliente con su banco porque la letra del contrato era tan pequeña que no se podía leer. Viene a decir que es ilegal un contrato que sólo pueda leerse con lupa.

Una clienta no tendrá que pagar los casi 6.000 euros que adeudaba a su banco por créditos impagados porque la letra del contrato en la que se hacía referencia a este cobro era inferior a 1,5 milímetros y, por tanto, difícil de leer.

El juzgado de primera instancia 1 de Dos Hermanas, en Sevilla, considera que las condiciones financieras del contrato son “abusivas por falta de claridad”, según los requisitos de la Ley General para la Defensa de los Consumidores.

Además, la entidad financiera tendrá que abonar las costas del proceso.

Antena3.com | Madrid | 10/09/2018

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.