Despidos

Amazon comienza a ejecutar desde hoy los 18.000 despidos anunciados

El gigante de la venta online anunció a principios de este año un recorte en su plantilla de unos 18.000 empleados y este miércoles 18 de enero era el día marcado para comunicar esos despidos a los afectados. Los ceses se centran sobre todo en las áreas de comercio minorista y recursos humanos.

Logo del gigante tecnológico Amazon

Logo del gigante tecnológico Amazon EFE

Publicidad

El consejero delegado de Amazon, Andy Jassy, reconoce que son unas "eliminaciones difíciles" que afectan a la vida de los trabajadores, pero la empresa ya ha tomado la decisión de seguir la estela de otras grandes compañías tecnológicas adelgazando el número de empleados que tiene en plantilla.

La cifra es muy elevada -18.000 despidos- pero aún así tan solo representa el 6% de los aproximadamente 300.000 trabajadores "corporativos" que Amazon tiene repartidos por todo el mundo. El porcentaje es mucho menor si se compara con el millón y medio de trabajadores que trabajan por horas o con contratos temporales para la compañía en almacenes y tareas de reparto.

Amazon justifica estos despidos en la incertidumbre económica que se vive actualmente en todo el mundo y en el elevado número de contrataciones que tuvo que realizar en los últimos años. Durante la pandemia, la empresa dobló su plantilla para afrontar el enorme empuje del comercio electrónico y las ventas online que se produjo.

De hecho en 2020 Amazon dobló sus beneficios con unas ganancias de más de 21.000 millones de dólares, y al año siguiente volvió a batir récords con un beneficio de 33.000 millones de dólares. Las cuentas de 2022 aún no están cerradas pero sí hay constancia de que la facturación de Amazon ha seguido creciendo.

Los afectados que hoy recibirán la comunicación de su despido corresponden principalmente a empleados de su negocio de comercio minorista y de recursos humanos. El Consejero Delegado de Amazon ya les ha prometido "apoyo e indemnizaciones".

De lo que no hay constancia aún es de cómo se repartirá esa gran cantidad de bajas entre los diferentes países en los que Amazon está presente.

Esta regulación de su plantilla se suma a los 150.000 empleos que, según algunas estimaciones, se han perdido en 2022 entre las grandes empresas mundiales del sector tecnológico.

Publicidad