22.997167

Publicidad

Alcoa

Alcoa amplia al 4 de agosto la negociación del ERE para la planta de San Cibrao (Lugo)

El comité de empresa ha llegado a un acuerdo con Alcoa para prorrogar el plazo de negociaciones del ERE, que finalizaba inicialmente este viernes, durante diez días más. Ambas partes han acordado reunirse el 28 y 30 de julio. También se reunirán el 3 y 4 de agosto.

En resumen

  • La negociación del ERE afectará a más de 500 trabajadores

La multinacional Alcoa ha decidido ampliar hasta el próximo 4 de agosto la negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de despido colectivo contemplado para la única fábrica de aluminio primario que queda en España, en el municipio lucense de San Cibrao, y que afectará a más de 500 trabajadores.

El comité de empresa ha llegado a un acuerdo con la multinacional para prorrogar el plazo de negociaciones, que finalizaba inicialmente este viernes, durante diez días más. Ambas partes han acordado reunirse el 28 y 30 de julio. También se reunirán el 3 y 4 de agosto.

La planta de aluminio de San Cibrao, señala Alcoa, afronta una situación "insostenible" debido a una serie de problemas externos de producción y de mercado que hacen que la producción de aluminio primario sea "ineficiente y no competitiva", por lo que están causando, "pérdidas recurrentes muy significativas".

Habría un gran impacto sobre la economía de la comarca de A Mariña, en Lugo, si finalmente la multinacional llevase a término los despidos anunciados puesto que supondría dejar a la planta de aluminio primario prácticamente sin personal.

Impacto económico en la provincia de Lugo

Alcoa supone más del 30% del PIB en Lugo y alrededor de 3.000 personas dependen de la fábrica. Su actividad repercute a toda la economía de A Mariña, según los sindicatos.

El comité de empresa de Alcoa San Cibrao y la Xunta de Galicia pidieron al Gobierno medidas urgentes para conseguir un precio competitivo para empresas electrointensivas. Ya en 2019 Alcoa vendió sus plantas de A Coruña y Avilés (Asturias) a Parter, por la incertidumbre sobre su futuro.

Publicidad