120.00

Publicidad

Coronavirus

Las aerolíneas mundiales no recuperarán el tráfico aéreo, a los niveles previos al coronavirus, hasta 2024

La aerolíneas mundiales han reducido su pronóstico de recuperación del coronavirus y manifiestan que hasta 2024 no regresará el tráfico aéreo de pasajeros a los niveles previos a la pandemia del coronavirus. Las limitaciones en los viajes y las nuevas restricciones en algunos mercados también han afectado las perspectivas a corto plazo.

En resumen

  • Los viajes de negocios podrían amenazar la rentabilidad de las líneas aéreas
  • Los vuelos nacionales serán los primeros en recuperarse, según la agencia Moody's

Las aerolíneas a nivel mundial han reducido su pronóstico de recuperación del coronavirus y manifiestan que hasta 2024, un año más tarde de lo esperado, no regresará el tráfico aéreo de pasajeros a los niveles previos a la pandemia del coronavirus.

Brian Pearce, economista jefe de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), manifiesta: "La segunda mitad de este año verá una recuperación más lenta de lo que esperábamos". A esto, añade que la decisión de Inglaterra de poner en cuarentena a las personas que lleguen desde España ha creado mucha incertidumbre y "va a ser un problema en la recuperación".

Las limitaciones en los viajes y las nuevas restricciones en algunos mercados también han afectado las perspectivas a corto plazo. Además, han reducido su pronóstico de número de pasajeros para 2020 hasta una disminución del 55%, según IATA.

Otro problema que apunta Pearce es la gran propagación del coronavirus en Estados Unidos y en los países de desarrollo que representan en conjunto un 40% de los viajes aéreos a nivel mundial.

Vuelos nacionales

Según la agencia de calificación de riesgo Moody's, los vuelos nacionales serán los primeros en recuperarse, mientras los desplazamientos europeos de corta distancia lo harán antes que los transatlánticos.

Asimismo, la agencia da por hecho que algunas aerolíneas desaparecerán y señala que otras serán capaces de optimizar sus servicios hasta que la actividad habitual regrese.

Viajes de negocios

También los viajes de trabajo pueden enfrentarse a una caída y podrían amenazar la rentabilidad de las líneas aéreas y rutas de larga distancia, puesto que ahora muchas personas hacen mayor uso de las videoconferencias y los gastos se han reducido.

Publicidad