La diferencia entre el alquiler de apartamentos en la playa tienen una diferencia notoria: Una semana en Puerto Banús, en Málaga, en un piso de 85 metros cuadrados tiene un valor de 2.600 euros. En el otro extremo, en Galicia, encontramos en la playa de Burela o Vicedo en Lugo, un piso de 60 metros cuadrados por 210 euros.

Por ejemplo, un piso en Puerto Banús puede rondar los 3.000 euros al mes. Aunque eso sí, piden pagar en negro. El anuncio es falso, al llamar para comprobar su disponibilidad cuentan que son 200 euros la noche, lo que supondría unos 6.000 euros al mes.

Lugo es uno de los destinos más baratos. En un anuncio el precio es de 300 euros todo el mes de agosto. Pero una vez más, la oferta es engañosa. Son 300 euros por una habitación y pagar en B.

En Burela, una semana puede salirnos por poco más de 200 euros. Y sin irnos muy lejos, en la isla de la Toja, el precio se dispara hasta los 1.800.