52.010500

Publicidad

Movilizaciones

Cientos de trabajadores de Nissan marchan hasta el Congreso de los Diputados contra el cierre de las fábricas

Cerca de 2.000 empleados de Nissan, según cifras de los sindicatos, se han unido en Madrid para exigir a los políticos que se involucren en su lucha. Quieren alternativas al cierre para salvar los miles de empleos que están en juego.

Han llegado a Madrid para intentar salvar sus empleos, aseguran que no se rinden y así lo han repetido durante toda la protesta que ha recorrido desde la glorieta de Carlos V hasta el Congreso de los Diputados.

Exigen implicación a los políticos

El Congreso era la meta para hacerse oir por todos los diputados. Piden soluciones al cierre anunciado por la firma automovilística japonesa que pretende cerrar en Cataluña a finales de este año.

Con gritos de 'Nissan no se cierra' y 'Futuro para Nissan ya' han caminado tras una pancarta en la que se podía leer 'Nissan basta ya de mentiras. Exigimos un futuro real'. Recuerdan que están en juego los empleos de más de 2.500 personas y de unas 25.000 personas de forma indirecta.

Los sindicatos piden que se aplace la negociación para encontrar salidas

El secretario general de UGT, Pepe Alvarez, que ha participado en la manifestación, ha exigido a Nissan que retire el ERE y negocie otra salida. "La solución no es el cierre. Se debe aplazar el proceso para seguir negociando, que Nissan se lo piense mejor y encontrar otras salidas", ha manifestado. Así, ha exigido a la empresa que "pare el reloj" y que entre en un proceso de negociación "de verdad, sin chantaje e intentando encontrar soluciones".

El secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, ha pedido al Gobierno y a la multinacional que se invierta en la fábrica porque "no se puede permitir que nuestro país se haya convertido en una especie de paraíso laboral para multinacionales que cuando deciden irse, a veces después de recibir muchos recursos públicos, abandonan España porque no existe ningún sistema de control".

El secretario general de USO, Joaquín Pérez, cree que "la falta de política industrial durante tantas legislaturas ha abocado a conflictos como este" ha dicho.

Los trabajadores seguirán movilizándose como llevan haciendo desde el anuncio del cierre.

Publicidad