Publicidad

HAY MÁS DE 30 DETENIDOS

Desarticulado un grupo criminal que se dedicaba a robar camiones y sus mercancías en la A-2

Este grupo criminal vigilaba a los vehículos que estaban estacionados y una vez seleccionaban el objetivo, asaltaban camiones con carga diversa; desde televisores, perfumes a electrodomésticos o prendas de vestir. Los ladrones vendían la mercancía a receptadores o en mercadillos.

En el marco de la operación Tolvaj, la Guardia Civil y la Policía Nacional ha detenido a 32 personas que formaban un grupo criminal dedicado a robar camiones y, sobre todo, sus mercancías, mientras los conductores dejaban estacionados los vehículos en áreas de servicio y polígonos de la autovía A-2 en las provincias de Madrid, Soria y Zaragoza.

Las pesquisas comenzaron cuando las fuerzas de seguridad notaron un aumento de robos de este tipo en la autovía del Nordeste De hecho ya que la organización había perpetrado en solo 20 días, entre julio y agosto, siete robos con fuerza y dos sustracciones de camiones en Guadalajara.

Los agentes averiguaron que este grupo actuaba en células de entre cinco y nueve personas que asaltaban camiones con carga diversa, desde televisores, perfumes a electrodomésticos o prendas de vestir.

Los líderes de cada equipo se repartían las zonas de actuación que previamente vigilaban con vehículos alquilados o a nombre de terceras personas. Una vez elegido el objetivo, los ladrones rajaban las lonas de los camiones que iban a asaltar y situaban sus propios camiones en paralelo para traspasar la mercancía que después era vendida a receptadores, salvo que el precio acordado no les conviniera, por lo que la finalmente los artículos eran revendidos en mercadillos.

Las detenciones se han practicado en diferentes fases, en mayo fueron arrestados cinco miembros cuando se disponían a cometer un robo, a la altura del kilómetro 75 de la autovía A-2, en el término municipal de Torija. Días más tarde, otros nueve individuos de la organización fueron localizados y detenidos, en tanto que en una segunda fase de la operación, más de 30 agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional detuvieron a otras 18 personas, entre las que se encontraba el líder.

Tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil destacan el golpe asestado a esta organización "muy activa" y cuya actividad criminal ha ocasionado una pérdida patrimonial de unos dos millones de euros entre los daños ocasionados y las mercancías y vehículos sustraídos.

Publicidad