Toni Harris ha hecho historia en el fútbol americano. Y es que ella tiene el honor de ser la primera mujer en recibir una beca de fútbol americano. "Me dijeron, que era débil, que era bajita, que era lenta... Que nunca llegaría a jugar en la universidad", comenta.

Harris juega de 'free safety', una posición defensiva en la que hay mucho contacto. Y eso en un deporte como la NFL es decir bastante.

La jugadora, que superó un cáncer de ovario con 18 años, admite haber sufrido abusos de niña: "Abusaron de mí psicológica y sexualmente cuando tenía 4 años".