La fuerzas de seguridad han realizado un impresionante rescate sobre el acantilado del Cargadero de Saltacaballos en Cantabria. El objetivo era recoger a una escaladora que había sufrido múltiples picaduras de avispas asiáticas y se encontraba indispuesta.

Cuando los bomberos llegaron, la deportista estaba en estado de shock anafiláctico. Los rescatadores llegaron a ella en helicóptero con un patín colgado y a pie. Además tuvieron que aplicarle una inyección de adrenalina para salvarle la vida, según contaron los especialistas.

El cuerpo de emergencias aseguró que el rescate se realizó en condiciones muy difíciles: "La chica estaba escalando en una vía, es una que utilizan ellos para entrenar, el acceso para la víctima era un poco peligroso", explicó Pedro Luis Mora, cabo del servicio de bomberos.

Más peligrosas que las avispas autóctonas

Las avispas asiáticas poseen más veneno y más potente que las habituales autóctonas. Este tipo de picadura puede producir una reacción a cualquier persona, sea alérgica o no.

Los efectos de los picotazos pueden ser mortales. "Puede ocurrir también en personas que no son alérgicas pero que reciban una gran dosis de veneno o tienen múltiples picaduras. Pueden llegar en forma de shock anafiláctico cuando hay alergia o bien un shock, directamente, tóxico", asegura Eduardo Malmierca, especialista en enfermedades infecciosas.