La capitana de Estados Unidos no cantó el himno americano en el partido contra España. Es militante gay y militante contra Trump. Valiente, comprometida y sin pelos en la lengua. "No voy a ir a la p... Casa Blanca", respondió Rapinoe al ser preguntada si visitaría a Trump.

Sin embargo, sí fue a la Casa Blanca cuando Barack Obama era el presidente americano. Poco tardó Trump en responder a Rapinoe en su red social favorita, Twitter. "Soy un gran seguidor del equipo femenino pero Megan debería ganar antes de hablar", dijo el presidente en respuesta a la capitana americana.

Y posibilidades hay muchas de que Estados Unidos se haga con el Mundial.

No ha sido este el único gesto de Rapinoe que ha escocido a Trump. Hace dos años, cuando sonaba el himno estadounidense, la jugadora hincó la rodilla en el suelo en sinónimo de protesta.

Postura de la que es pionero Colin Kaepernick, jugador de fútbol americano que decidió usar esa postura en protesta por el abuso policial hacia el colectivo afroamericano. Este gesto le costó su profesión, lleva dos años sin encontrar equipo.

La estrella de la NBA Lebron James también se ha pronunciado en contra de Donald Trump: "Es alguien que no entiende a la gente. En verdad la gente le importa una mierda".

Incluso uno de los jugadores mexicanos más influyentes de los últimos años, Rafa Márquez, lanzó un mensaje de fuerza y unidad para animar a su pueblo ante la iniciativa de Trump de construir un muro en la frontera con Méjico.

También te puede interesar...

Sue Bird y Megan Rapinoe, la primera pareja de deportistas lesbianas que aparece en la revista 'ESPN'

Colin Kaepernick, de azote de Donald Trump a icono global