El futuro español de la artes marciales mixtas tiene un nuevo nombre: Yoel "El pitbull gitano" Hernández. El púgil que siempre sale junto a la bandera de etnia gitana se une a otras figuras como la de Juan Espino.

Como todas las grandes estrellas tiene su propia puesta en escena. "Cada uno tiene su show aquí, yo soy la peor pesadilla que puedes tener", explica Joel, ya que sale al ring con una careta de la película de 'Martes 13',

"Es un orgullo vestir esa bandera, es que quiero ser un ejemplo para todos los jóvenes de la etnia gitana", Joel habla de porque siempre le acompaña su estandarte de la etnia gitana.

Desde los 14 años se dedica en exclusiva al MMA, deporte del que es un enamorado. él aspira a lo más alto del escalafón de las mixtas, la UFC.

Su gusto por el combate le viene desde pequeño. El padre de Joel Hernández le acercó al mundo del boxeo con tan sólo ocho años, para marcarle un camino, salir fuera dela delincuencia callejera. Un estilo adoptado de la experiencia de Mike Tyson, el boxeador que marcó la vida de este prometedor deportista.

En la jaula le apodan el pitbull gitano por su agresividad en la jaula: "Soy muy agresivo por eso me llaman pitbull", comenta el propio púgil.

Su único punto débil es la derrota. Con tan solo una derrota en su haber, se desilusionó mucho del deporte: "Me deprimí por la única derrota que tengo, me desencante",explica que sacó fuerza de su interior y pudo superar el bajón emocional.