Es el gesto del 'White Power', del poder blanco: un movimiento racista y supremacista. La alarma ha saltado en Estados Unidos, donde empiezan a combatirlo; empieza a ser lo que fue el brazo alzado del nazismo y se propaga como un virus. Lo que siempre había sido un 'ok', las redes sociales lo transforman en un gesto de odio.

Un aficionado detrás de un reportero con ganas de salir en la tele hace el gesto del 'White Power'. Algo que le salió muy caro, ya que fue identificado y expulsado para siempre del estadio de los Chicago Cubs, que no van a tolerar muestras racistas o xenófobas en su recinto.

El típico gesto de 'ok'

Doug Glanville, exjugador y el comentarista afroamericano tras el que se hizo el gesto, se mostraba agradecido vía redes sociales de la decisión del club. Una idea de la gravedad del uso es que las televisiones norteamericanas lo censuran, pixelando la imagen para que no se vea.

El terrorista de Nueva Zelanda dio publicidad mundial al gesto. Lo que siempre había sido un 'ok', las redes sociales lo transforman en un gesto de odio.

Te puede interesar:

El demoledor artículo de Kyle Korver sobre el racismo en la NBA: "Todos los días me conceden privilegios por el color de mi piel"

'Escándalo barbacoa': el caso de racismo que tiene en jaque al Manchester City

Otros casos de racismo en el deporte: de los gritos simiescos al lanzamiento de plátanos