Tres esquiadores se vieron sorprendidos por una escalofriante avalancha mientras bajaban el Tuc de la Llansa, en el valle de Arán. El segundo de ellos descendió y la situación comenzó a complicarse: cuando el tercero empezó el descenso, se abrió una grieta que desencadenó la avalancha.

Desde un pico cercano, sus amigos vieron la dramática situación; abajo, las cámaras de los propios esquiadores graban el momento: son momentos de angustia, 5.000 toneladas les arrastraron hasta 350 metros.

Aleix sólo quedó enterrado hasta la cintura, mientras que Tommy llama pidiendo ayuda. Pero la alarmante imagen llega del tercer compañero, al que perdieron en plena avalancha y del que no había rastro.

Te puede interesar:

El angustioso rescate del esquiador atrapado tras una brutal avalancha en Baqueira: más de diez minutos sepultado en la nieve

Rescates extremos: así actúan los equipos de rescate ante las avalanchas

Escalofriantes imágenes: una esquiadora graba la avalancha que se produjo en una estación de esquí suiza

Un muerto y tres heridos en una avalancha en una estación de esquí suiza