Imágenes impactantes desde Perú. Un autobús arrolló literalmente a un joven skater, pero también ocurrió el milagro: el joven está bien, tiene un par de costillas rotas y un corte en la ceja.

Gonzalo, el skater, hace un truco difícil: intenta bajar esos tres tramos de escaleras cuando la tragedia está a punta de suceder. No consigue frenar en la escasa acera existente y el autobús le arrolla de manera impactante.

Precisamente, los skaters ven el mayor error en esos amigos que estaban grabando: "Alguien no le avisó. Si hubiera estado avisado, esto no hubiera pasado".

Este tipo de grabaciones las suelen realizar concienzudamente: "Tenemos un 'colchón', para que no salgas disparado con esa agresividad a la carretera".

El propio skater ha reconocido que fue un descuido por parte de todos. Afortunadamente, Gonzalo sólo ha tenido un par de costillas rotas y un corte en la ceja. No recuerda nada de ese momento, pero milagrosamente y tras un día en el hospital puede seguir patinando sin problemas.