Su apodo es 'The predator', y ya os podéis imaginar por qué es. Con 115 kg y 1,93 m de estatura, esta mala bestia nacida en Camerún es uno de los mejores luchadores de la categoría de los pesos pesados de la UFC.

En redes sociales compartió un momento de su entrenamiento donde propinaba una patada al protector que tenía Donn de la Cruz, un luchador de la MMA, que caía al suelo como si fuese un niño entre las risas de los presentes.