París 2024 puede dejarnos los primeros Juegos Olímpicos en los que el 'break dance' sea competición oficial. Los 'breakers' están más que contentos con la idea, y es que podría ser un buen empujón para una disciplina a la que consideran "arte y deporte".

Eso es lo que dice Xak: "Nos da esperanza. Hay 'b-boys' entrenando en el metro, en la calle... en condiciones deplorables".

Incluso Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, afirmó haber practicado 'break dance' en su juventud.