Aventura

La última aventura del montañero Carlos Suárez: se deja caer desde un paramotor a 1.000 metros de altura

Al alpinista Carlos Suárez le van los retos. Capaz de escalar una montaña de 6.000 metros en Pakistán para luego lanzarse en caída libre, este montañero ha llevado a cabo su última y arriesgada aventura colgado de un paramotor.

Publicidad

Muchos deportistas buscan la adrenalina, una especie de droga sin la que les es difícil vivir. Es el caso del alpinista Carlos Suárez, quien tras la pandemia del coronavirus ha querido experimentar de nuevo la sensación de volar.

Para ello se ha subido junto a un amigo a un paramotor desde el que se ha descolgado por una cuerda, a 1.000 metros de altura, para lanzarse en paracaídas.

"Es una forma de sentir el vacío de otra forma. Es una sensación muy agónica cuando estás colgando de la cuerda", explica Carlos Suárez.

"Tenía ganas de volver a volar, pero la aventura siempre con sensatez", asegura Carlos Suárez.

Y es que este tipo de actividades siempre hay que hacerlas con seguridad y mucha cabeza. Es lo que recomienda Carlos Suárez, quien ya perdió a Darío Barrio, un amigo suyo.

"No hay nada más bonito que escalar una montaña y saltar desde ella"

"Hacer un vuelo de vez en cuando es más que suficiente", confiesa Carlos.

Cuenta que lo más difícil que ha hecho ha sido escalar en Pakistán cimas de más de 6.000 metros para luego lanzarse desde ellas.

"No hay nada más bonito que escalar una montaña y saltar desde ella. Volar durante 15 minutos y estar en el campo base es algo único", reconoce Carlos.

Y es que este montañero español es un apasionado de la montaña, tanto que fue allí donde pidió matrimonio a su mujer.

"A mi mujer le pedí matrimonio en el campo 1 del K2", admite Carlos Suárez.

Publicidad