Tirolina

La tirolina más larga de Europa está en Huesca y cuenta con un descenso de 2 kilómetros

Esta tirolina de Huesca es la segunda más larga del mundo, solo superada por una en los Emiratos Árabes. Jesús Sánchez, un aventurero, ha sido de los primeros en probarla.

Publicidad

La segunda tirolina más larga del mundo se encuentra en Huesca, son dos 2 kilómetros de descenso vertiginoso y unas sensaciones únicas.

Jesús ha sido uno de los primeros en probar la recién inaugurada segunda tirolina más larga del mundo: "Es una pasada, un auténtico privilegio ser de los primeros en probarla, te sientes un poco 'pájaro', más que miedo siento un disfrute total", explica Jesús Sánchez, aventurero y de los primeros en probarla.

El descenso de más de 2 kilómetros dura aproximadamente unos dos minutos, en los que absolutamente todos los que lo prueban terminan encantados. No hay ninguna tirolina en Europa que tenga un mayor desnivel que esta, unos 400 metros.

"La ví y dije 'mama mía quien tendrá narices de tirarse. Miedo tienes antes de tirarte pero cuando estás en el aire y empeizas a bajar te das cuenta que es una pasada y quieres volver", explica Jesús.

Esta tirolina está en Aragón y ha tardado más de 10 años en construirse. Sólo una que hay en los Emiratos Árabes tiene un descenso más largo, ahora esperan batir el récord de velocidad de 172 kilómetros por hora, hasta ahora han alcanzado los 168.

Hace meses Karina Oli-ani, una mujer brasileña adicta a los deportes extremos, cruzó en tirolina el lago volcánico más grande de la tierra, el Erta Ale, situado en Etiopía. Gracias a esta gesta batió un récord Guinness del mundo.