Tiger Woods celebra su victoria en Augusta

Publicidad

EL ÚLTIMO, EN 2005

Tiger Woods gana su quinto Masters de Augusta de golf

Enorme jornada la que ha protagonizado Tiger Woods en Augusta. El golista estadounidense ha ganado su quinta chaqueta verde con una brillante actuación en un día en el que Molinari ha mandado una bola al agua que le ha terminado por condenar. Koepka, Schauffele y Johnson, tras él. Jon Rahm cierra entre los diez primeros.

El estadounidense Tiger Woods cerró este domingo una jornada histórica, al firmar una cuarta tarjeta con 69 golpes (tres bajo par), para un total de 274 (-14), que le han permitido hacerse con el Masters de Augusta y, con ello, vestir la que es su quinta "chaque verde".

A sus 43 años, catorce después de dominar en Augustra por cuarta vez, Tiger ha vuelto a deleitar a todos, a jugar como hizo en los años que era el número 1 mundial. Lo hizo en una jornada que inició a dos golpes, del entonces líder, el italiano Francesco Molinari, en la que alternó seis 'birdies' y dos 'boggies', y deleitando al numeroso público presente el Augusta.

No es de extrañar que tras embocar el último 'putt' alzase los brazos al cielo y lanzase un grito liberador.

Tras dominar el campo de Augusta en 1997, 2001, 2002 y 2005, se hizo con su quinta "chaqueta verde". Es, además, su decimoquinto grande, pues tiene en su haber tres Abiertos de los Estados Unidos (2000, 2002, 2008), tres Abiertos Británico (2000, 2005, 2006) y cuatro Campeonatos de la PGA (1999, 2000, 2006, 2007).

Publicidad

Pelea entre radicales del Burgos y del Zaragoza

Radicales del Burgos CF y Real Zaragoza protagonizan una batalla campal en plena calle

Habrían participado unas 150 personas y solo una ha resultado herida leve. Los dos grupos radicales se citaron por redes sociales. El Zaragoza tomará cartas en el asunto.

Marruecos en el partido de hoy frente a bélgica

Lo nunca visto: Bono sale como titular con Marruecos ante Bélgica... ¡pero no empieza bajo palos el partido!

El guardameta del Sevilla estuvo durante el calentamiento de la selección marroquí e incluso en el momento de los himnos. Ha sido en la foto de los once titulares cuando se le ha dejado de ver al portero marroquí.