Tiger Woods

Tiger Woods conducía a más de 135 kilómetros por hora, el doble del límite, en el momento de su accidente

El sheriff del Condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, ha desvelado que la causa del accidente de Tiger Woods se debió a un exceso de velocidad. El golfista iba a 135 km/h en una zona limitada a 65.

Publicidad

El accidente de tráfico de Tiger Woods se debió a un exceso de velocidad. Así lo ha confirmado el sheriff del Condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, quien ha explicado que el golfista estadounidense circulaba 40 millas por encima del límite de velocidad de la carretera.

En concreto, Tiger Woods circulaba a unos 135 km/h cuando se salió de la vía, una carretera limitada a 70 km/h. Con esos datos, se puede confirmar que el golfista casi doblaba la velocidad permitida y que, en el momento de chocar contra el árbol, el vehículo iba a unos 120 km/h.

Una velocidad "insegura" para la carretera por la que iba Tiger Woods

"La causa principal de la colisión fue conducir a una velocidad insegura para las condiciones de la carretera y no poder sortear la curva”, ha explicado Villanueva en rueda de prensa.

La versión ofrecida por Villanueva concuerda con los primeros informes de los peritos, que aseguraban que Tiger Woods pisó el acelerador en el momento de perder el control del Genesis GV80 SUV en lugar del freno.

Alex Villanueva, sheriff del Condado de Los Ángeles y encargado de la investigación, ya aseguró hace unos días que habían logrado encontrar la causa del accidente de Tiger Woods, pero que aún no podía ser revelada por cuestiones de privacidad.

Publicidad