La racha negativa de Carla Suárez frente a la de Estados Unidos parece no acabar nunca y es que el balance ya es de siete frente a cero a favor de la campeona en la denominada Catedral del tenis.

Serena rompió el saque de Suárez en el primero de los juegos, viéndose por delante desde el primer momento, tanto en el primer set como en el segundo, momento en el que quebró a Carla por completo.

En una hora y cinco minutos, Serena confirmó su séptimo triunfo ante la grancanaria y se plantó en cuartos de final de Wimbledon por segundo año consecutivo, donde se medirá a su compatriota Alison Riske, que venció a la número uno del mundo, la australiana Ashleigh Barty.

Así, España se queda sin representantes en el cuadro femenino, a la espera de los respectivos octavos de final del cuadro masculino.