Master de Montecarlo

Rublev elimina a Nadal del Masters de Montecarlo en una auténtica exhibición de tenis

El ruso jugó un partido espectacular que le sirvió para desesperar al rey de la tierra batida, Nadal llegó cansado al tercer set y el estratosférico nivel de Rublev impidió que pudiera plantar cara.

Publicidad

Pocos jugadores en el mundo pueden decir que han ganado a Rafa Nadal en tierra batida. Pues desde ahora, uno de ellos lleva el nombre de Andrey Rublev. El ruso ha jugado uno de los mejores partidos que se recuerdan contra Nadal en arcilla y ha eliminado al 11 veces campeón en Montecarlo en los cuartos de final del torneo.

Nadal, que llevaba desde enero sin jugar un partido oficial, ha disputado un partido irregular, teniendo en cuenta los más de dos meses de inactividad. El primer set fue del ruso, que durante todo el encuentro ha jugado a un nivel que se recordará durante mucho tiempo.

Rublev lleva más de un año y medio ganando torneos, enlazando rachas de victorias inalcabzables y compitiendo en todas las superficies contra los mejores jugadores del planeta. En el día de hoy jugó como el sabe, dominando con la derecha, metido dentro de pista y defendiendo a un nivel estratosférico cuando el momento lo requería.

Nadal no pudo imponer su juego ante las acometidas de Rublev, el número 8 del mundo no le dejó coger la iniciativa nunca, apenas le daba tiempo para pensar, el español recibía los golpes a más de 150 kilómetros por hora en un intercambio normal.

Un Rublev que parece invencible

Al principio, parecía que el encuentro iba a ser un paseo para Rublev, pero Rafa, como siempre, despertó en el momento adecuado y se llevó el segundo set remontando bolas de break en contra. Con el partido igualado muchos podían pensar que el balear ya tenía el partido en el bolsillo, pero no... Rublev no es un cualquiera.

El ruso en el momento decisivo del partido subió el nivel, más aun, y puso la puntilla a un Nadal cansado y que se vio superado en la tercera manga. La sensación que ha dado Rublev hoy es de ser imbatible, no tiene debilidades y cuando está motivado y el físico le acompaña es capaz de ganar a cualquier jugador en cualquier superficie. Mañana el noruego Ruud sabrá lo que ha sentido Nadal en el día de hoy.

Rafa Nadal volverá a competir en el Conde de Godó en Barcelona, torneo que hace varios años que no gana, en esta edición buscará su 12 trofeo.

Publicidad