ATP 250 de Melbourne (7-6, 6-3)

Rafa Nadal vuelve a lo grande y conquista su 89º título en el ATP 250 de Melbourne

Nadal superó con dificultad a Maxime Cressy, un experto en el saque y volea, para llevarse su primer título de la temporada, el 89º de su carrera y afrontar con esperanza el Open de Australia.

Rafa Nadal vuelve a lo grande y conquista su 89º título en el ATP 250 de Melbourne ante Cressy

EFE Rafa Nadal vuelve a lo grande y conquista su 89º título en el ATP 250 de Melbourne ante Cressy

Publicidad

¡Qué bueno que volviste Rafa! Así se siente toda España cuando ve a Rafa Nadal de vuelta en una pista de tenis y además levantando otro título, el 89º de su exitosa carrera y el primero de una temporada que afronta con ilusión y en busca de nuevos retos.

El español ha superado a un durísimo e inesperado rival en la final del ATP 250 de Melbourne, Maxime Cressy, un desconocido para la mayoría, que ha llegado desde la previa del torneo y es el 112º del mundo (escalará posiciones). El americano se ha mostrado como un rival muy digno para el español haciendo alarde de un saque y una prodigiosa volea que le han valido para poner en serios aprietos al 20 veces ganador de Grand Slam.

La final fue realmente igualada en la primera manga, donde Nadal tuvo varias bolas de break al resto en el primer juego pero no pudo aprovecharlas, a partir de ahí ambos sacaron con garantías su servicio y el set terminó resolviéndose en el tiebreak, donde Cressy tuvo una bola de set al resto pero Nadal la salvó para luego romper dos veces al americano y resolver con su saque.

1º título de 2022 y 89º de su carrera

El español ya dominaba la final pero Cressy no dijo su última palabra y rompió el saque de Rafa en la segunda manga pero enseguida, como es costumbre en Nadal, le devolvió enseguida el break y a partir de ahí fue una apisonadora, cogió ritmo con la derecha y apenas cometió errores, volvió a romper y puso la guindilla con un gran juego al servicio que le da su primer título del año.

Imposible comenzar mejor un año para el balear, que después de estar 5 meses sin competir y no rendir bien la temporada pasada, empieza alzando un título, el 89º de su carrera. A pesar de que es un 250, Nadal ha mostrado una gran evolución en el torneo y hoy se le ha visto realmente en forma.

Ahora llega la primera prueba seria del año, el primer grande de 2022, el Open de Australia, donde Nadal solo ha ganado una vez, en 2009, y dónde ha perdido 4 finales. Es el Grand Slam que peor se le da, pero con un título bajo el brazo en las mismas pistas seguro que llega más entonado y motivado que nunca. Torneo donde seguramente hoy sabremos si el número 1, Novak Djokovic, podrá disputarlo o no.

Publicidad