Tenis

Rafa Nadal: "Tengo que seguir trabajando en los días que quedan, pero saco cosas positivas"

Rafa Nadal pierde ante Felix Auger-Aliassime su segundo partido de exhibición antes de Wimbledon. Nadal debutará el próximo martes contra el argentino Francisco Cerúndolo en el All England Club.

Nadal se ejercita en las instalaciones del All England Club

Nadal se ejercita en las instalaciones del All England Club Efe

Publicidad

A cuatro días de debutar en Wimbledon, Rafa Nadal ha jugado su segundo y último partido de preparación antes del comienzo del tercer Grand Slam del año. Esta vez, a diferencia de lo que pasó en su primer partido ante Stanislas Wawrinka, el ganador de 22 majors perdió ante Felix Auger-Aliassime.

"Han sido dos buenos días, lo de hoy ha sido un buen test ante un gran jugador", reconoció Nadal a pie de pista.

"El objetivo está cumplido, jugar un par de partidos aquí. Esta vez Auger-Aliassime ha sido un poco mejor que yo, así que enhorabuena para él. Tengo que seguir trabajando en los días que quedan, pero saco cosas positivas", añadió el tenista manacorí.

Nadal debutará el próximo martes contra el argentino Francisco Cerúndolo en la primera ronda de Wimbledon, para lo que seguirá preparándose en los próximos tres días.

"Hay que mejorar un poco de todo. Necesito mejorar, pero como siempre. Así es como es nuestra vida. Cada día hay que intentar ser mejor. No he jugado en tres años en esta superficie, así que cada día es un test, una oportunidad para ser mejor. Espero estar listo para el comienzo del a competición", finalizó el campeón de 22 Grand Slam.

El pie izquierdo de Nadal, la gran incógnita en el camino al 23º Grand Slam

Rafa Nadal busca en Wimbledon el que sería su tercer título sobre la hierba del All England Club, tras conquistar el título en 2008 y 2010. De lograrlo, el balear sumaría también su 23º Grand Slam.

La gran duda a a resolver es saber cómo reaccionará el pie izquierdo de Nadal, donde sufre una lesión crónica, tras el tratamiento al que se ha sometido el balear y que busca eliminar el dolor de esa zona de su cuerpo y permitirle jugar sin dolor, algo que en Roland Garros solo logró mediante infiltraciones antes de cada partido.

Publicidad