Qué es y qué efectos tiene el linfoma de Hodgkin que sufre Carla Suárez

Publicidad

Linfoma de Hodgkin

Qué es y qué efectos tiene el linfoma de Hodgkin que sufre Carla Suárez

La tenista española Carla Suárez anuncia que padece linfoma de Hodgkin, un tipo de cáncer que afecta a un tipo de glóbulos blancos.

La tenista española Carla Suárez anunció este miércoles que tiene cáncer, en concreto linfoma de Hodgkin según ha explicado en sus redes sociales. Carla Suárez se someterá a quimioterapia durante el próximo medio año.

Quería informarles de que hace unos cuantos días los médicos me detectaron un linfoma de Hodgkin que requiere seis meses de quimioterapia. Estoy bien, estoy tranquila y con ganas de afrontar lo que se venga", confirmó Suárez en un vídeo publicado en sus redes sociales. "Me toca afrontar una realidad complicada. Toca aceptarlo e intentar salir adelante confiando en el consejo médico. Siempre con positivismo ante la adversidad", añadió.

El linfoma de Hodgkin es un subtipo de cáncer que afecta a un tipo de glóbulos blancos cruciales para el sistema inmunitario. Este tipo de cáncer afecta, por tanto, a las células producen anticuerpos para ayudar a proteger el cuerpo contra los gérmenes.

Este linfoma suele originarse en los ganglios linfáticos de la parte superior del cuerpo, siendo las localizaciones más frecuentes el tórax, el cuello o debajo de los brazos.

El síntoma más frecuente que presentan las personas que padecen linfoma de Hodgkin es el "crecimiento de los ganglios linfáticos, que se caracteriza por la aparición de tumoraciones o inflamaciones no dolorosas a nivel del cuello, la axila o, menos frecuentemente, la ingle", según analiza la Sociedad española de oncología médica.

Asimismo, en torno al 25% de las personas con este tipo de cáncer manifiesta sintomatología general que consiste en la pérdida de peso, intensa sudoración nocturna o fiebre persistente.

"Su proliferación es curable"

Carla Suárez manda asimismo un mensaje de optimismo, ya que el pronóstico es bueno: "Los resultados clínicos me han confirmado la aparición de un linfoma de Hodgkin en mi cuerpo. El equipo médico me indica que la detección es temprana, su proliferación es curable y de pequeñas dimensiones. La reacción va ser inmediata: vamos a seguir un tratamiento de quimioterapia durante los próximos seis meses. El único objetivo que tengo en estos momentos es seguir diariamente el consejo médico, quedando cualquier otra realidad en un segundo plano", ha explicado.

Publicidad